miércoles, noviembre 15, 2006

Todos a la cárcel

En uno de mis momentos favoritos de Family Guy, un amigo advierte a Peter Griffin de que puede ir a la cárcel si no tiene cuidado con ciertos asuntos sucios. Y le dice muy claramente: “Ten cuidado, Peter, porque la cárcel no es como esas cárceles que salen en las películas porno”. No sé cómo serán las cárceles de la jet-set marbellí, pero parece que hay algo de overbooking por los mares del sur. Ayer entró Maite Zaldívar, primero cornuda oficial de Julián Muñoz y luego “periodista” de la prestigiosa cadena Telecinco. También entró al trullo González de Caldas, siniestro personaje que dejó al Sevilla FC en la bancarrota a finales de los noventa, tras gastarse el dinero en fichar a Robert Prosinecki y regalar chalets de lujos a Sofia Mazagatos (proyecto de actriz felizmente abortado).

A mí, la verdad, todo esto me parece de lujo, una vez que el juez puso en libertad bajo fianza, la semana pasada, al inigualable Tomás Reñones. Este Reñones fue un futbolista mediocre que se mantuvo 15 años en primera división, y llegó a jugar el mundial de México 86 con la selección. El bueno de Tomás llegó a ser teniente alcalde en Marbella de la mano de su Jesús Gil, quien pasó de ser su presidente en el Atlético de Madrid a ejercer de desprendido (qué fácil es ser desprendido con dinero público, por cierto) mentor de Reñones en el subterráneo mundo de la política local. Este verano, a Tomás también le llegó su hora en la segunda redada de la Operación Malaya (“Yo no sé nada” / “Eso dicen todos, anda, tira”) y lo poco que trascendió de su estancia es que había pedido un permiso especial para organizar partidillos de fútbol en la prisión. Ahora que sale Tomás ya pueden entrar Zaldívar, De Caldas y la madre que los parió, aunque seguiré esperando desde Kabul la noticia más sabrosa de nuestra actualidad carcelaria: ¿irá la Campanario a prisión por fraude a la Seguridad Social?

Etiquetas: , , ,

3 Comments:

At 11:10 a. m., Blogger Quic said...

Resulta curioso que Tomás Reñones tuviera peor pinta cuando entró en la cárcel que ahora.

Una mejor definición de la Mazagatos sería: "proyecto de aborto feliz cual actriz".

 
At 12:56 p. m., Anonymous sue said...

Campanario al trullo ya. Por ladrona y por hortera.

 
At 11:54 p. m., Blogger Hans said...

La Mazagatos no es si no una fea reciclada.
Los de la Malaya, dos opciones: que devuelvan la pasta y se peguen en el trullo, pongamos, cinco años, o no la devuelvan, y entonces cadena perpetua con trabajos forzados para satisfacer su mísera manutención.
Lo de la largueza con la pa$ta pública lo enuncio yo siempre como "qué fácil es disparar/con pólvora del Rey".

 

Publicar un comentario

<< Home