viernes, noviembre 10, 2006

Reuniones arbustianas

No estoy hecho para las reuniones. La semana pasada, las pasé putas para presentar en público a una chica que iba a dar una charla. La mujer, rumana de nacimiento, tenía un apellido difícilmente no parodiable: Furnica. Imagínense ustedes, desocupados lectores, lo que costó a Mr. Arbusto el decir algo así como “señores y señores, es un placer presentar a María Furnica” (María no es el nombre real, así que no os entretengáis en buscarlo en internet). Juro que me costó mucho aguantar la risa, y eso que llevaba varios días mentalizándome para la cosa.

El miércoles, en cambio, tuve un papel más pasivo. Simplemente me senté en la mesa de reuniones y al rato llegó una chica joven, bien parecida, que después de colocarse a mi lado plantó un rollo de papel higiénico en la mesa. Sin complejo alguno: “¡plam!”.Y el rollo estaba intacto, con la marca de pegamento y todo. Aquello me desconcertó bastante y he de reconocer que no la miré por miedo a que el gesto en cuestión fuera algún tipo de mensaje en clave que yo, debido a mi escasa inteligencia, no podía entender. Por suerte, después de unos minutos se esfumó el misterio: la chica estaba resfriada y se limpiaba la nariz con el papel higiénico. ¿Se ahorró dinero utilizando el rollo en lugar de pañuelos? Es posible. Pero, ¿y qué hay de ese mínimo glamour que tenemos que guardar en el día y día? ¿Ya nadie suscribe aquello de “no hay ética sin estética”?

Y ayer, jueves, tenía algún tipo de reunión-fiesta en casa de un capullo de origen serbio. El tío, que va muy de rusófilo, mandó un e-mail colectivo invitando a la gente a tomar “quizá una botella o dos de vino, y quizá una botella o dos de vodka”. No pensaba ir a su casa, la verdad, pero después de leer todo el e-mail tengo claro que nunca lo voy a hacer. El chaval cerró la invitación con un “podéis traer a vuestras parejas, siempre que estén integradas por personas del sexo contrario”. Y no lo decía de coña, porque este tío no bromea. Yo no soy homosexual (estoy felizmente amancebado con Copycat) pero unas de las últimas cosas que me apetecen a estas alturas es irme de farra con un hombre de las cavernas. Además, no me gusta el vodka.

6 Comments:

At 12:47 p. m., Anonymous Inés said...

señor arbusto, me alegro de saber de tus peripecias. La verdad es que se comprende perfectamente lo violento de la situación con tan agudo apellido, espero que en otro idioma compartido entre los allí presentes, no significase otra cosa y con tu risa contenida desencadenaras una marea de significados que bien podrían acabar con la reputación de esa pobre chica.Y bueno, lo del papel higiénico, es que vivimos una era en que muchos no distinguen el arte de su propia mierda así que supongo que para ella tener un rollo de papel sobre la mesa en tan insigne acto, no significará lo mismo que para los que todavía conservan una pizca de sensibilidad, ¿recuerdas los bocatas que se zampaban los americanos en las clases? visto lo visto... Bueno, un saludo muy grande

 
At 3:06 p. m., Anonymous sue said...

Que le den al gañán del serbio (¿de dónde sacas esas amistades?)

La del papel higiénico tiene menos glamour que un pez, pero es algo que siempre pienso cuando estoy resfriada, qué bien iría con un buen rollo de papel por ahí. Nunca se me ha ocurrido llevarlo a la práctica, pero todo se andará.

Los rumanos me caen bien, pero tienen unos nombres feísimos con muchas úes y, no me preguntes por qué, muchas ojeras. Pobrecillos.

 
At 6:34 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Inés: excelentes palabras esas de "vivimos una era en que muchos no distinguen el arte de su propia mierda así que supongo que para ella tener un rollo de papel sobre la mesa en tan insigne acto". Sí, yo también tengo miedo de que estupideces como ésas se conviertan en algo de moda, y a partir de ahí al abismo del mal gusto...

Sue: es evidente que ese especimen serbio no es mi amigo (en verano conocí a otro tío de Belgrado y me preguntó: "¿en España tenéis desfiles gays y mierdas así?"). Por cierto, ya que dices que los rumanos te caen bien, ahora tenemos unos vecinos rumanos muy simpáticos y quedamos bastante con ellos para comer y beber (aunque nadie les supera bebiendo cerveza y fumando como carreteros, la verdad).

 
At 6:56 p. m., Anonymous sue said...

Vosotros, los antihumo, no sé cómo os las ingeniáis para estar siempre rodeados de gente que fuma como carreteros. Al menos así os acordaréis de D. y de mi.

 
At 7:19 p. m., Blogger Hans said...

Como sabes, yo tengo claro lo dee la relación 'ética/estética'. Dicho esto, a mí no me engañas: el problema está en el condicional de las frases: “quizá una botella o dos de vino, y quizá una botella o dos de vodka”. Hace falta ser poco profesional, el puto serbio...

 
At 12:10 p. m., Blogger Quic said...

¿Qué ha dado la ex Yugoslavia al Mundo, quitando jugadores de baloncesto? ¿Mijatovic, Tito? ¿Y qué le ha quitado? ¿Era tan mala idea una guerra entre ellos? Por preguntar...

 

Publicar un comentario

<< Home