martes, mayo 30, 2006

Sobre el Día del Orgullo Friki


He dejado pasar unos días para poder escribir esta entrada con cierta distancia, creyendo (ilusoriamente, quizá) que así analizaría el tema de forma más relajada. En cualquier caso, allá voy.

El pasado día 25 de mayo se celebró el denominado Día del Orgullo Friki. Yo lo prefiero llamar Día del Orgullo de los Gilipollas. ¿Qué diablos es eso de ser un friki?
La palabra, que viene del inglés “freak” (“monstruito”) ha degenerado terriblemente en los últimos años. En una entrada anterior dediqué una apasionada loa a la película Freaks (Tod Browning, 1932), en la que un grupo de enanos y tullidos de circo se vengaban de las humillaciones que le hacían las personas “normales”. Aquel filme fue el que origen del término en el mundo anglosajón. En las décadas siguientes, la palabra “freak” se popularizó como sinónimo de personas horrendas o deformes, aunque también contenía cierta carga de rebeldía social. Las películas de John Waters representan, sin duda, la esencia de este freakismo entendido en sentido estricto: recordemos la presencia del travesti Divine en la película Pink Flamingos (1972).

En España, muy pocos (por no decir nadie) conocía el término “freak” hasta bien entrados los ochenta. En los noventa se masificó de tal modo que ha terminado secuestrado por una legión de capullos inadaptados que vieron, por fin, que había algo que podía justificar sus míseras vidas ante el resto de la sociedad. Mi pregunta es muy clara: ¿nadie les ha dicho a los energúmenos del Día del Orgullo de los Gilipollas que necesitan ir a un psiquiatra? Si por algo se caracteriza lo “freak” es por situarse al margen de la sociedad y quedar reducido a una pequeña comunidad que tiene gustos en común. Estoy convencido de que lo “freak” impone cierto secretismo, cierta liturgia de quien posee un secreto y sólo lo comparte con aquellos que son iguales que él. De ahí que los gilipollas del día del orgullo no se dan cuenta de que representan precisamente el lado más “antifreak” de la vida: ¿qué hay de minoritario en películas multimillonarias como El señor de los anillos? ¿Qué tiene de subversivo el gastarte tu sueldo en muñecos de Star Wars que te mandan desde Estados Unidos, e ir a la Gran Vía con cientos de personas vestido de robot?

Esta gentecilla que organizó su día del orgullo son perdedores, la peor calaña de esta muy decrépita sociedad. Lo suyo no es una verdadera devoción por un grupo musical o una serie de televisión, sino la pataleta de quien fracasa y luego dice que, en realidad, él siempre quiso ser un apestado. Citaré los diez mandamientos que incluyen en la página del Día del Orgullo Friki:

1.-Derecho a ser más friki.
2.-Derecho a quedarse en casa.
3.-Derecho a no tener pareja y ser virgen hasta la edad que sea
----3.1- Derecho a, si tiene pareja, intentar convertirla en friki.
4.-Derecho a no gustarnos el futbol ni el deporte en general.
5.-Derecho a la asociación friki.
6.-Derecho a tener pocos amigos (o ninguno).
----6.1-Derecho a tener todos los amigos frikis que se quieran.
7.-Derecho a no ir a la moda (una camiseta de Homer es ir siempre de moda) .
8.-Derecho al sobrepeso y a la miopía.
9.-Derecho a exhibir el propio frikismo.
10.-Derecho a dominar el Mundo.
Los puntos 1, 5 y 9 son redundantes; el punto 10 denota la incapacidad mental de esa gente; el punto 7 representa precisamente lo que ellos hacen (van a la moda); y los puntos 2, 3, 4, 6 y 8 demuestran hasta qué punto se puede hacer el imbécil en esta vida. De acuerdo a este ¿ingenioso? decálogo, podemos deducir el siguiente perfil del friki medio: vago (está siempre en caso), solitario, virgen a pesar de tener 30 años, sin amigos, gordo y miope.

Creo sinceramente que con un par de hostias a tiempo se les habría quitado la tontería (pregunta del millón: ¿por qué los padres de estos frikis gordos siempre son médicos de profesión? ¿Va incluido en el pack cuando aprueban el examen del MIR?).

Y ya que estoy analizando a estos subseres que pululan por las Españas, quiero proponer mi propia clasificación de lo que es y lo que no es “friki”:

- El Señor de los Anillos: no es freak (los fenómenos de masas nunca lo son).
- Stars Wars: tampoco lo es, por el mismo motivo.
- Eurovisión: suele tener muchos admiradores entre la rama petarda del colectivo homosexual, pero eso no lo hace freak. Además, hay mucho politiqueo ahí dentro.
- Alfonso Arús: sí es freak. Ha creado un lenguaje propio y tiene muchos adeptos en la sombra, que no necesitan pregonarlo por ahí.
- Crónicas Marcianas: no es freak: es mierda. Supuestamente, los personajes que iban invitados eran freaks, pero no tiene gracia llevar a deficientes mentales para reírse de ellos. Hay que ser antiSardá a muerte.
- Bertín Osborne: es de derechas y la gente de derechas nunca es freak. Pero en aquel programa en el que salía borracho (“Contacto con tacto”, creo) estaba superior. Si se edita en dvd una colección de sus pedos televisivos, puede pasar como freak.
- Manga: el manga es manga, pero no es freak. Luego están dibujos animados del estilo Bola de dragón, que se reivindican como freaks, pero son simplemente entretenimiento para niños. Si la gente no supera etapa de su vida y sigue viendo Bola de dragón con 40 años, ése ya no es mi problema.
- Woody Allen: es un crack, pero no es un freak. Si lo reducimos al esquema freak entonces nos perdemos muchos matices de sus películas.
- Pocholo: es un freak.
- Buenafuente: no es un freak.
- Fernando Sánchez Dragó: es un freak. Mezcla budismo, hinduismo y falangismo y además tiene invitados como el Marqués de Tamarón. Dragó nunca deja indiferente a nadie, y eso es importante.

8 Comments:

At 4:36 p. m., Blogger Scotchbrite said...

Y usted Arbusto... ¿Es freak?

 
At 5:06 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

No sé que decir, estimado scotchbrite. Tengo mis fobias y filias personales, como todo el mundo, pero no me obsesiono con eso de "¡Mamá, quiero ser freak!".

Me declaro admirador de Alfonso Arús, y de muchos de sus personajes: Di Stefano ("¡Alarmas di / Alarmas di!"), Pepe Gáfez...

 
At 7:23 p. m., Blogger Hans said...

Paso del asunto freak/freaky, pero, eso sí, me declaro admirador incondicional del Marqués de Tamarón, AKA AQCBD (Aquél Que Calló La Boca de Dragó).
El Marqués, además, escribe formidablemente bien, tanto ensayo-articulismo como novela ("El Rompimiento de Gloria", una belleza). Grande Santiago de Mora-Figueroa, patética España en que sus libros se publican con cuentagotas y en (dignísimas) microeditoriales, mientras que a los Vidales garbanceros y a los Pradas zamoranos se les da amplia cancha.

 
At 7:38 p. m., Blogger Haters said...

Yo creo que el término freak es mucho más global ya y engloba a las personas con pasión por lo cutre o bizarro.

Para distinguirlo de los frikis tipo Star Wars, se utiliza la palabra fre-ak. Y se pronuncia como suena: fre-ak no frik.

El término engloba a gente ya más trendy y eso.

Venga, AGUR, españolazos.

 
At 7:38 p. m., Blogger Haters said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 10:56 a. m., Anonymous coltrane said...

no os perdáis lo que puse en el blog copycat-sue, en la entrada sobre el mismo tema. Un enlace a un video de youtube sobre freaks realmente gracioso. Digamos que el video puede ser ese par de hostias que le hace falta a todo freak.

Hace poco me hablaron de uno que hablaba élfico fluido. Me encantaría ver ese apartado de su curriculum en el que pondrá: "Idiomas - Élfico, nivel alto"

lo dicho, echad un vistazo al video

 
At 7:02 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Admirado Coltrane: no encuentro el vídeo que dices. Si quieres, pega el link en un comentario aquí mismo.

En cuanto a lo del "élfico fluido", a ese tío lo deberían ingresar directamente en un psiquiátrico. Me temo que hasta flipados que hacen chats en élfico, y cosas así. Eso no tiene nada que ver con lo "freak", sino con inestabilidad mental.

(por cierto, me informan que detrás de los clubs del Señor de los Anillos hay una cosa muy sencilla: follar. Al parecer, se meten pasadas de alcohol muy fuertes y luego pues... a practicar un poco de endogamia. Sí sé el caso de una gordita que llegó a Madrid desde Navarra, siendo una modosa estudiante de la universidad del Opus Dei. Estaba deseando apuntarse a un club de esos y a la semana siguiente ya estaba pregúntadole a una chica de clase cómo conseguir la píldora del día después. No digo más)

 
At 12:30 a. m., Blogger LA PERRA VERDE said...

Yo personalmente, como la primera persona que creo algo que se llamó "el dia del orgullo friki" me desvinculo total y absolutamente del manifiesto, nunca me he sentido parte de el, supongo que lo haria en clave de humor, o al menos, quiero darle el beneficio de la duda.
Y en cuanto a que cosas son freaks o no, todo depende de tu criterio, nadie tiene la verdad absoluta, a mi personalmente, me es indiferente todo, yo hago lo que quiero cuando quiero, tengo 24 casi 25 y sigo viendo la bola de drac (bola de dragon) y la veré hasta el infinito y mas allá por el simple y llano motivo de que me gusta, ni mas ni menos, considero un prejuicio el distinguir entre edades de manga y tal solo por no parecer aniñada ^^ .

 

Publicar un comentario

<< Home