jueves, mayo 18, 2006

Top 5 de subproductos nacionales


En algún post anterior he citado ya mis palabras favoritas de King Lear. Nos dice Shakespeare: No hemos llegado a lo peor mientras podamos decir: "esto es lo peor".

Un fenómeno muy frecuente en España es la reproducción (corregida y aumentada, como las buenas ediciones de libros) de la basura que nos rodea. Cuando algo alcanza un grado de fetidez lo suficientemente preocupante, en lugar de tomarse medidas para erradicarlo nos encontramos con nuevos subproductos nacidos del anterior. Ahí va mi Top 5 de subproductos nacionales:

- Operación Triunfo / Popstars. Al poco de aparecer, OT ya estaba cosechando todo tipo de críticas desde la industria musical: que si el programa era poco original, que si el dinero público de TVE no podía utilizarse para que una compañía privada (Gestmusic) se forrara, y demás componendas. Con la distancia temporal suficiente, y mi acreditada sabiduría, puedo asegurar que el éxito de OT se debió a que supo hallar y potenciar la esencia de España: la provincia. Frente a regionalismos (aspirantes a nacionalismos) que se sustentan en términos tan borrosos como "nacionalidades históricas", OT demostró que la gente, cuando de verdad se moviliza, es cuando se apela a su orgullo provincial. Después de OT llegó Popstars, un noño programa que nunca podría salir adelante porque sólo tenía participantes femeninas (nada de buen ambiente y mucho de puñaladas traperas) y que pasó sin pena ni gloria por la pantalla amiga de Telecinco. La única chica que llegó a algún lado fue Roser, una mujerona muy poco Lolita-Popstar que, sin embargo, pudo grabar un par de discos e incluso hacer sus pinitos como periodista (¿Et tu, Roser?).


- Operación Triunfo / Alex Ubago. A los “puristas” de la música española no se les ocurrió otra cosa que contrarrestar el fenómeno OT a través de la creación de un cantante tan falso como los triunfitos: Alex Ubago. Una tal María Jiménez, muy estimulada ella, no tenía problemas en rajar contra Operación Trueno (así los llamaba) mientras amamantaba a ese ciernecito adolescente (“es tan tímido, me lo comería, tía…”) de vocación quasi amateur. No había entrevista a Ubago en el que no se mencionara esa adulterada historia sobre sus comienzos en la música: que si compuso las canciones para una novia, que si las grabó en una maqueta de pobre calidad, que si por casualidad un productor lo descubrió en un bar… Toda una colección de tópicos para conquistar el corazón de las jovencitas patrias, siempre receptivas a subproductos de OT como el susodicho.

- Ronaldo / Cassano. La gordura de Ronaldo es un tema del que ya no vale la pena ni hablar. Cuando llegó al Real Madrid procedente del Inter de Milán se estilaba mucho eso de captar unas imágenes suyas en los entrenamientos para luego promover el cachondeo en la prensa. Pensábamos, ilusos de nosotros, que lo de este brasileño era insuperable. Pues no: el pasado diciembre un avispado club italiano le colocó al Madrid a un jugador lesionado, gordo y sin ganas de moverse. Lo poco que ha hecho Cassano en España ha sido ampliar su tripa (ver imagen de este post) gracias, entre otras cosas, a su entrañable costumbre de complementar su cena con dos bollos y un vaso de leche (eso dicen los que trabajan en el hotel de Madrid en el que se aloja). A un tío que cobra 4,5 millones de euros por ponerse hasta la trancas de comida sólo se le puede decir: eres grande, tío.

- La oreja de Van Gogh / El sueño de Morfeo. No es necesario ser profesor de Lingüística para darse cuenta de que la copia comienza en el mismo título. La oreja de Van Gogh representaba, al principio, una versión vascuence de la rama cursi de los Mecano mediante la reproducción de esa vocecita tonta que ponía Ana Torroja para cantar letras tan intrascendentes como Hawai-Bombay (¿por cierto, qué cojones de paraíso es la ciudad de Bombay?). Después de la broma del primer disco el monstruo comenzó a crecer, gracias entre otras cosas a la inclusión de los orejones bajo la etiqueta “Sonido Donosti”, junto al eximio cantante que es Alex Ubago. Pues eso: que cuando tratábamos de reponernos de este grupejo infernal, nos machacan ahora con El sueño de Morfeo (¡nombrado grupo revelación del año 2005!), que no es sólo reproducción automática de los anteriores (y ya sabemos que en la era de la reproductibilidad técnica las copias no tienen aura, como decía Walter benjamín) sino actualización / asimilación de la aportación más española a la cultura universal: el cotilleo vecinal a macroescala televisiva. El simple hecho de que la cantante esté liada con Fernando Alonso asegura, me temo, muchos minutos de radio y televisión para este olvidable conjunto.

- Expo 92 / Fórum de Barcelona. En el 92, el gobierno de Felipe nos vendió la Expo como un grandísimo acontecimiento que situaría a España en la vanguardia económica y cultural del plantea. “Ahora o nunca”, rezaba la publicidad del evento, y allí acudieron millones de visitantes en espera de encontrar el Santo Grial. Luego se demostró que aquella riada de dinero sólo sirvió para enriquecer a unos cuantos allegados del poder socialista (recordemos la apocalíptica Torre Banesto, con Mario Conde como guía y faro y de España) y poco más. No había ningún plan para rentabilizar las instalaciones después de la exposición, así que los pabellones (los que no acabaron destruidos por incendios) tuvieron como único fin el servir de depositarios de orines y vómitos en las largas noches de botellón sevillano. Cuando pensábamos que eso de gastar el dinero público en macroeventos ya era cosa del pasado, nos regalaron un Fórum de las Culturas del que es mejor no hablar porque la herida está aún reciente. En aquel infame lugar confluyó todo un crisol de lenguas, con la excepción del castellano, claro. Recuerdo que un profesor mío fue invitado a dar una conferencia y al final tuvo que darla en francés, porque los únicos idiomas oficiales eran el inglés, el francés y el catalán. Me abruma tanto respeto por la diversidad.

11 Comments:

At 5:30 p. m., Anonymous sue said...

Qué grande eres Arbusto. Bombay, Cassano... este post rezuma maldad.

 
At 5:31 p. m., Blogger Quic said...

No sé si sabes que la cantanta de El Sueño de Morfeo sale en Los Serrano... Actrices las quiere Dios.

Lo más patético de OT fue el intento, al estilo Marino Lejarreta, de David Civera de colocarse a la cola del pelotón de los chocos OT. Creo recordar que se autodenominada uno más de la escuela. Arg.

 
At 6:03 p. m., Blogger Haters said...

Eso último ha sido bueno.

A colación: Muchos de los que van de Erasmus a Barcelona a aprender el castellano se cagan en **** cuando se enteran que en la Universidad de castellano, nada.

Cosas que pasan.

 
At 8:21 p. m., Anonymous Franchise said...

Te he visto inspirado, sí. Sin duda, una final como la de ayer a un culé irredento como tú le reactiva las neuronas.

 
At 7:02 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Vayamos por orden:

- Sue: quizá haya algo de maldad en mi post, pero tampoco me he excedido. Como decía Cide Hamete Benengeli en el capítulo 43 de la segunda parte del Quijote: "pide no se desprecie su trabajo, y se le den alabanzas, no por lo que escribe, sino por lo que ha dejado de escribir”.

- Quic: no sabía que la novia de Fernando Alonso sale en Los Serrano. Una nueva (y pestilente) estrategia de márketing por parte de Telecinco. En cuanto a David Civera, es cierto que el turolense más universal se autoincluyó sin pudor alguno en la generación de triunfitos. Pero al menos no adoptó una pose alternativa como Alex Ubago.

- Haters: conozco el caso de la novia de un amigo mío que llegó a Barcelona para hacer el Erasmus y, al final del curso, se enteró de que lo que le habían enseñado era catalán (no se lo habían advertido). Me parece perfecto que la gente estudie catalán, siempre que sea de forma voluntaria (y no parece el caso habitual).

- Franchise: no sé si estoy inspirado o no, pero apenas he disfrutado la victoria culé. Demasiados nervios. Por cierto, que se pudra Henry en Londres jugando con esos paquetes, y que practique en el futuro como meter goles delante del portero. ¡Larsson, te queremos!

 
At 7:23 p. m., Blogger Scotchbrite said...

Pequeño apunte. No solo es que la novia de Alonso salga en Los Serrano, es que la compañía discográfica que publica sus discos es ¡Globomedia!
La otra referencia estrella de su catálogo son los SJK (Santa Justa Klan)

 
At 8:38 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

¿Me está usted diciendo, Mr. Scotchbrite, que Globomedia es la compañía "discográfica" de El Sueño de Morfeo?

De ser esto cierto, sólo puedo recordar las palabras de Groucho Marx: "Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cimas de la miseria".

 
At 4:30 a. m., Anonymous Coltrane said...

Para mí falta uno (o unos) en la lista, creo que el nombre de uno (quizá el último, no sé) de sus discos lo dice todo: Chambao,pokito a poko.
No quiero empezar a soltar lindezas sobre éstos que me enciendo y se me queda el mal humor para todo el día. Éstos y grupos recientes de la escuela "Marlango" (incluído ellos, por supuesto) ocupan los primeros puestos en mi Top 10 de motivos para rescatar las torturas medievales de las bibliotecas y ponerlas en práctica. Tendrían mala acogida, pero harían un gran bien.

 
At 5:29 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Coltrane: quiero mostrar mi total adhesión a tu propuesta de recuperar las torturas medievales. En casos como los mencionados, estarían más que justificadas (aunque te aviso de que algunos lectores de este blog son fans de "Marlango", o más bien de Leonor Watling).

 
At 8:46 p. m., Anonymous Franchise said...

Un momento, un momento... ¿El turolense más universal no era el incomparable Federico Jiménez Losantos? Creo que tanto sarcasmo no puede ser bueno.

 
At 12:00 a. m., Blogger arbusto el guerrero said...

¿Dije que Losantos era el turolense más universal? La verdad es que me pones en un aprieto, estimado Franchise. Entre Losantos y David Civera, pues no sé con cuál quedarme.

Para que no se moleste ninguno de los dos, designaré un podio de honor compuesto por los tres únicos turolenses que existen: Federico Jiménez Losantos / David Civera / Luis Milla. Que cada cual los ponga en el orden que quiera.

 

Publicar un comentario

<< Home