miércoles, septiembre 06, 2006

Paletada consumada

Como no podía ser de otra forma, nuestro pronóstico se cumplió (ver el final de la entrada arbustiana de abajo, sobre la selección española). Los del Premio Príncipe de Asturias han consumado la paletada al darle el premio al equipo español, cuyo mérito ha sido proclamarse campeón del mundo de baloncesto. ¿Por qué no se lo dieron a Serbia y Montenegro, por ejemplo, cuando se proclamó campeona en el anterior mundial? ¿O a Italia, por ganar el mundial de fútbol este año? Si no hay entereza moral para organizar un premio de alcance internacional, pues se elimina el premio y ya está (un buen dinero público que ahorraríamos, por cierto).

Por supuesto, Televisión Española estará retransmitiendo el acto de entrega con todo lujo de detalles (léase: decenas de funcionarios para hacer posible una conexión televisiva). No pagan los derechos de retransmisión del baloncesto (¿qué son 3,5 millones de euros dentro de la milmillonaria deuda del ente / Ente público?) y luego se suben al carro tarde y mal, como cuando el lunes por la noche retransmitieron en la Primera la celebración del título en Plaza de Castilla de Madrid: jugadores y entrenador diciendo tópicos sobre un escenario montado en la plaza. ¿Era necesaria esta chapuza? ¿Hasta cuándo, Caffarel, abusarás de nuestra paciencia?

Etiquetas: , ,

5 Comments:

At 2:46 p. m., Blogger Haters said...

Mucho mejor Taffarel que Caffarel. Siempre.

 
At 5:00 p. m., Anonymous sue said...

Deja de postear como un energúmeno, no me das tiempo a hacer comentarios. Desde luego, comparto tu opinión: la paletada es total, aunque creo que fue peor y de más vergonzoso lo del año pasado. Dar el premio a Fernando Soyunvinagre Alonso no tiene ningún sentido por varias causas:

1º ¿Es la Fórmula 1 un deporte? La gente dice que sí porque en cada carrera pierden un montón de líquidos. Pero entonces también es deporte trabajar en una obra, por ejemplo.

2º ¿Por qué le dan el premio a un fulano que ha ganado un Mundial si hay otro que ha ganado siete?

3º ¿Es que no hay al menos 30 millones de deportistas que lo merecen más?

4º Me cae mal Alonso. Diréis que es porque en España sólo queremos a perdedores y humildes y que en cuanto alguien despunta la gente le da de lado. Es posible. Pero, además, nunca se le ha oído hablar bien de NADIE, es soso, un autómata, un arrogante y un memo. Lo dice todo el que ha hablado con él.

No vienen muy a cuento estos insultos gratuitos, como diría Att, pero ¿y lo que relajan?

 
At 1:17 a. m., Blogger Hans said...

Sue, yo sólo debo decir de Alonso que es un gran piloto de Fórmula 1, uno de los mejores, que con veintipoquísimos años está poniendo en solfa a Michael Schumacher, que es sin duda un grandísimo piloto(nota al margen: prueba a conducir un auto de competición un rato, y luego me cuentas si es o no es un deporte :D).
Cierto es que fue una forzada lo del premio, como es lo de que se lo den a estos chicos tan amables.
Ah, y la Caffarel puede ser una excelente candidata a la solución final que propugnaba yo el otro día para TVE.

 
At 1:18 a. m., Blogger Hans said...

Y si, Alonso tiene toda la pinta de ser un vinagre y probablemente insoportable en el trato personal. No le conozco.

 
At 10:44 a. m., Blogger Quic said...

Fernando "Laculpaesdelcocheylosmecánicos" Alonso. Ése es su mote. Posiblemente el deportista español más detestable de todos los tiempos, ahí-ahí con Carlos Sáinz y Sergio García.

 

Publicar un comentario

<< Home