martes, junio 06, 2006

El iPod según Arbusto

El otro día vi en televisión el anuncio que Ridley Scott grabó en 1984 para anunciar el lanzamiento de una nueva marca informática llamada Apple. Al parecer pusieron en manos de Scott un presupuesto considerable teniendo en cuenta los tiempos que eran. Por supuesto, esta anuncio nunca llegó a España (si lo hizo, que alguien me lo diga).

Creo que lo mejor del anuncio es la leyenda final: 1984 no será como “1984”. Pero ahora, 22 años después, me pregunto si el monopolio de iPod en el tema MP3 no se acerca cada día más a ese 1984 al que decían combatir. Soy de los que aplaude (o más bien, envidia) a aquellos que tienen la pasta suficiente como para comprarse un iPod de 30 o 60 gigas, pero me parece muy de rebaño de ovejas comprar un iPod de 1 o 4 gigas por el precio por el que otras marcas te dan 8 o 10 gigas. Vamos, que hay mucho borrego que quiere presumir de cacharrito blanco a toda costa, aunque en realidad no le entren más de 500 canciones en la memoria. Habida cuenta de que en España son pocos los que usan iTunes y muchos los que tiran de la mula, vale la pena pensar un poco y pillarse un reproductor de marcas como Creative, por ejemplo.

Y dicho esto, pongo aquí el célebre anuncio de Ridley Scott en dos versiones: una original y otra restaurada. Aparte de algún retoque en el color, se supone que son iguales. Pero, ¿es realmente así? Mejor que lo comprueben los lectores arbustianos.



4 Comments:

At 12:42 p. m., Anonymous maxwell smart said...

Esa misma discusión tuve yo con una amiga que se iba a comprar (creo que al final se lo regalaron) un reproductor mp3. Recurre a mí para que le aconseje un mp3 y después de darle todo tipo de datos, ventajas de unas cosas y ventajas de otras, me dice que ella quiere un iPod. Ante mi sorpresa y después de intentar que buscara una mejor opción con más prestaciones y sobre todo, un precio más razonable, me dice que no, que a ella lo que le gusta es el iPod, aunque tenga menos memoria y menos prestaciones. Así que ahí está, tan contenta con su iPod. Yo entiendo que todos nos dejamos llevar por las marcas, por las modas, pero gastarse más dinero por algo que te da menos prestaciones e incluso menos calidad, me parece absurdo. Así están las cosas, Arbusto.

 
At 3:20 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Palabras esclarecedoras las tuyas, Mr. Maxwell Start:

"Recurre a mí para que le aconseje un mp3 y después de darle todo tipo de datos, ventajas de unas cosas y ventajas de otras, me dice que ella quiere un iPod".

La pregunta es: si la chica tenía decidido lo del iPod, ¿para qué preguntar entonces?

 
At 11:08 a. m., Blogger Scotchbrite said...

He de decirte Arbusto que el señor Smart es un tipo de postín. Puro oropel para tu blog.

 
At 4:10 p. m., Blogger Maxwell Smart said...

Pues eso mismo me pregunto yo. Supongo que como no le di como opción el iPod, decidió decírmelo claramente. Posiblemente si mi primera opción hubiera sido decir que se comprase un iPod, ella habría quedado convencidísima y satisfechísima, pero yo, me fui por las ramas y no dije lo que ella quería oir.

 

Publicar un comentario

<< Home