martes, mayo 02, 2006

A Evo le gusta la gasolina (¿y a quién no?)


Quién no ha tenido la desgracia de escuchar alguna vez ese tétrico estribillo de reggaeton:

Dame más gasolina / Me gusta la gasolina...

Parece que a nuestro amigo Evo Morales también le gusta la gasolina. No he prestado demasiada atención a este gobernante, así que no tengo mucho que hablar sobre él. Creo que es un tipo que sabe lo que es tragar mierda (¿hay algo más bajo que ser indígena en un país como Bolivia?) así que al menos, por eso, se merece mi respeto. Intelectualmente no parece muy allá, pero eso no constituye ningún problema visto los políticos que tenemos en España. Y en cuanto a su programa político... pues bueno, el hombre es coherente: desde su llegada ha mantenido estrechas relaciones con Venezuela y Cuba, como quedó claro en la reciente reunión en La Habana, cuando Evo Morales dijo que se habían citado "las tres revoluciones" latinoamericanas que se oponen al neoliberalismo.

Me sorprende la asombrosa mezcla de hipocresía e ignorancia que infecta no sólo la clase política española sino también los medios de comunicación. Recordemos la visita de Evo Morales a Madrid hace apenas un par de meses: apoteósica recepción en la prensa oficial, buenas palabras por parte del gobierno, y los calurosos abrazos con sindicalistas venidos a menos, como Fidalgo y Llamazares (¿entra Llamazares en la categoría de político? Lo dejo como sindicalista y creo que ya va sobrado).

Y luego pasa lo que pasa: que llega el tío Paco con las rebajas. ¡Alarma, amigos, que detrás de la retórica populista parece que Evo va en serio, que nos va a joder a Repsol, esa empresita española a través de la que expoliamos los recursos energéticos de Latinoamérica! Ahora nos sale la vicepresidenta De la Vega con reuniones urgentes para defender a "las empresas españolas", mientras el gobierno avisa de "las consecuencias" que pueden producir las nacionalizaciones.

Pero, ¿de qué se extrañan?

Posdata arbustiana: sigo sin enmendarme. He vuelto a transitar los cenagosos pantanos de la política española. Mea culpa.

8 Comments:

At 2:27 a. m., Blogger Hans said...

En estos casos, yo me preparo un té, esbozo una levísima sonrisa y no digo absolutamente nada. Para qué abrir siquiera la boca, cuando uno ya lo dijo TODO en su momento...

 
At 12:27 p. m., Blogger Quic said...

Cuando estuvo en Madrid Evo ya dijo que iba a nacionalizar hasta las farolas, así que ahora se sorprendan...

A mí me parece de puta madre. Parece que los bolivianos se tienen que acojonar porque no va a llegar la inversión extranjera, pero ¿realmente se puede estar peor que están? Al menos, Bolivia cambia las reglas del juego: si usted quiere sacar tajada del país, vale, perfecto, pero de otra manera, con mis condiciones y con mi gente lo primero. ¿O acaso las empresas se van a marchar? Pues no. Otra cosa sea que a Estados Unidos le parezca mal, porque si es así que se dé por invadido...

Bolivia es un país curioso, con un movimiento secesionista de las clases dominantes de origen europeo y todo. Quieren ser independientes. ¿Por qué los ricos siempre quieren ser independientes?

Y el gobierno español, pues eso, más español que de izquierdas: defender la empresa española... Allí se mueran todos, hombre.

 
At 1:49 p. m., Anonymous Anónimo said...

ahora no tengo tiempo, pero ya me explayare... cler

 
At 2:40 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Como dije, y es algo que Quic ha apreciado (no esperaba menos de él) lo cachondo del tema es que Evo ya lo había anunciado. Supongo que en España pensarían que iba de farol, como van todos los que se dicen izquierdistas. Luego se descubre el pastel: al gobierno le interesa que las grandes empresas españolas sigan trincando donde sea y como sea.

Bolivia es el país más pobre de Sudamérica y resulta evidente que los recursos están en manos de unos pocos. Pero nacionalizar por la fuerza no servirá de nada si esos recursos siguen luego en mano de los mismos corruptos de siempre, así que ya se verá... en cualquier caso, me gustaría que los EEUU sigan ocupados con Irak y no invadan a un país que ya tiene bastante mierda encima.

El problema de ZP & Boys es que se empeñan en hacer demagogia con la política exterior, sin saber que en las relaciones entre Estados-nación las ideologías no cuentan para nada (a no ser que seas Venezuela regalando petróleo a Cuba). Sólo cuenta el beneficio propio, como queda demostrado en las declaraciones de De la Vega.

 
At 3:46 p. m., Anonymous sue said...

Cuando leí "Las venas abiertas de América Latina" estaba superafavor de nacionalizar hasta los cantos rodados. Ahora, con lo de Evo, no es que no lo piense, pero lo primero que he pensado es "menos mal que mi suegrita vendió sus acciones de Repsol". No me he vuelto capitalista, me he vuelto egoista. Pero no solo eso, es que, además, coincido con Arbusto en que serán los mismos corruptos de siempre los que se hagan cargo del cotarro.

De todos modos, sí, Evo Morales puede nacionalizar lo que le salga de las pelotas: está en su derecho y no sé de qué se extraña nadie.

 
At 8:02 p. m., Anonymous Anónimo said...

sigo sin tener demasiado tiempo para alimentar este interesante debate. Solo puedo decir que yo, que entrevisté a Morales cuando solo era candidato (ahora quiero una expresión general de admiración hacia mi persona), considero que actúa con total legitimidad, que los recursos naturales son de Bolivia y que no se entiende la pobreza extrema de su población si no es por el expolio del que han sido víctimas durante siglos. Entre otros, por Repsol y Gobiernos como el español a los que se les acaba el buen rollo en cuanto alguien les menta el bolsillo.
No me pareció un loco ni mucho menos y, como se ha dicho ya en este blog, lo llevaba en programa electoral. Ahora dicen en Bruselas que ya lo sabían, que se lo esperaban, pero que esperaban ser consultados. ¿Consultan ellos a La Paz antes de hacer cualquier cosa?
En cualquier caso, le voy a ver la semana que viene, si alguien tiene algún recado que me lo diga y yo se lo grito. a ver si me oye.
Cler

 
At 1:05 a. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Qué nivel tienes, estimada Cler. En las últimas semanas, has tenido la suerte de dialogar con Evo Morales, intercambias comentarios en el blog Arbusto... definitivamente, eres muy grande.

Eso sí, permítame comentarte que Bolivia es independiente desde 1825 (lo he mirado en Wikipedia) y en aquellos entonces no existía Repsol. Vamos, que te doy la razón al denunciar la hipocresía de nuestro gobierno y el de otros, pero si llevan 200 años metidos en la mierda habrá que preguntarse: ¿por qué el poder sigue en manos de elites locales? ¿por qué no hay un mínimo tejido social y económico? No podemos culpar siempre al pez grande y liberar de culpa a los dirigentes locales. Y otra cosa: eso de agitar el fantasma antiimperalista o antiespañol (que no diga que sea el caso, eh, repito que no conozco demasiado el asunto) es una táctica muy, muy vieja.

 
At 10:31 a. m., Anonymous Anónimo said...

tú mismo me das la respuesta a tu pregunta, ARbusto.
Los bolivianos viven en la miseria porque desde siempre han estado gobernado por minorías -ya fueran los españoles o los bolivianos de santa cruz, blanquitos ellos- que no se han preocupado más que por enriquecerse a ellos mismos. Y ahora flipamos porque aparece un aymara que pretende que el pueblo también sea beneficiario de las riquezas naturales. Ya veremos a ver en qué termina todo esto y cómo lo gestionan, pero de primeras me parece muy razonable.
Y, por cierto, a Repsol no debe parecerle tampoco el gran sacrilegio, porque ayer ya dijeron que están dispuestos a seguir en Bolivia. Creo que esta es la prueba más clara de que incluso haciendo "juego limpio" van a seguir ganando, claro que nunca como con el robo, faltaría más.
Cler

 

Publicar un comentario

<< Home