jueves, julio 26, 2007

Final de mi aventura en Suiza

Concluye hoy (concretamente a las 20:10 horas, cuando tomaré el avión para Madrid) mi periplo helvético de dos meses (sobre)viviendo en una ciudad de habla alemana. Al final la cosa no ha salido tan mal como pensaba, ya que me han pagado un dinero aceptable por currar en una biblioteca (ventajas de tener un banco suizo inyectando dinero a espuertas, supongo). Antes de llegar no me habían dicho nada en concreto del asunto pecuniario y yo, tan acostumbrado al modus operandi de la empresa española, daba por hecho que iba a recibir poco o nada de dinero. Y es que servidor arbustiano está por desgracia acostumbrado a unas palabras que, estoy seguro, serán familiares para más de un lector:

“¿De qué te quejas? Eres un privilegiado por trabajar aquí. ¿Sabes que hay 10.000 tíos ahí afuera dispuestos a entrar ahora mismo?”

Y del argumento “hay 10.000 tíos ahí afuera” se deduce, por infalible lógica, que tienes que aguantarte con la miseria que te pagan y encima dar las gracias.

No ha sido éste mi caso, como ya he comentado. Además, gracias a mi austera dieta “estudiante universitario en los tardíos 1990s” he conseguido ahorrar un poco de dinero y todo, lo cual no viene mal para mantener la autoestima en niveles aceptables. De la ciudad me llevo unos cuantos recuerdos, buenos y malos, no tanto de museos, catedrales y cosas de ésas sino de las personas con las que me he llegado a cruzar. La número 1, sin duda, es la célebre Jenny, una frágil muchachita venida de Oklahoma para hacerme menos aburridas las tardes en la biblioteca. No quiero hablar mucho de ella porque, como predica un buen amigo mío, en la vida hay que ser generoso con los inferiores. Solamente mencionaré su “peculiar” cultura geográfica: la tía está absolutamente convencida de que todo el mundo se sabe de memoria el mapa de los Estados Unidos (es el único mapa que ha estudiado ella en su vida, claro) y de vez en cuando suelta coletillas del tipo “como sabes, Texas está debajo de Oklahoma”, o “bueno, esto ya lo sabes, que desde Kansas tienes Nebraska, luego Dakota del Sur y después Dakota del Norte”. Me fascina el modo en el que la Jenny da por hecho que el mundo entero se estudia el mapa de su país, mientras luego me pregunta cosas como el significado de la palabra “Quito”, sin saber que se trata de la capital de Ecuador (dudo además que sepa qué es Ecuador), o reconoce sin pudor alguno que no sabe quién es Hugo Chaves.

Más allá de la pobre Jenny, me gustaría hablar de un peculiar triunvirato de freakies con los que he hecho amistad en estas semanas:

- Un tipo que ha escrito una guía turística a China y que está ahora mismo traduciendo la obra de Franz Kafka al indonesio.

- Un profesor de matemáticas chino que no sólo presume de ser el mejor poeta de su país, sino que se autopresenta como traductor de Jorge Luis Borges, Octavio Paz y Alejandra Pizarnik. Lo cual no está mal si no fuera porque el hombre no tiene ni idea de español, ya que es incapaz de diferenciar el singular del plural (¿pensaba que se iba a ir de rositas ante Arbusto? No way). El caso es que el tipo gana dinero y prestigio inventándose traducciones que, evidentemente, nadie se va a tomar la molestia de comparar mediante un minucioso examen chino-español/español-chino.

- Un joven de Philadelphia que acaba de terminar un Máster en Teología y que quiere escribir una tesis doctoral sobre San Agustín. Mientras tanto, se gana la vida dando clases de esquí a soldados tullidos que vienen de Irak y Afganistán.

Caso aparte es mi casero, un sueco que tiene una bandera gigante de Estados Unidos en su salón, que escucha “Si tú no vuelves” de Miguel Bosé y que se gasta la renta que le pago en putas.

La raza humana: ese gran misterio.

8 Comments:

At 1:50 a. m., Blogger vic said...

tal vez ese profesor de matemáticas chino se había mimetizado en la duda de jorge luis.
y la hizo carne... :P

"...soy el que pese a tan ilustres modos
de errar, no ha descifrado el laberinto
singular y plural
, arduo y distinto,.."

(si, fui a buscar el poema a mi libro, pero lo encontré. "soy" de j. l. borges)

btw, me gustó el relato.

 
At 8:53 a. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Umm... me deja usted con la duda, admirada Vic (I). Por mi parte, si tuviera que recomendar a un matemático un texto de Borges sería el relato "La muerte y la brújula": "Yo sé de un laberinto griego que es una línea única, recta".

 
At 2:36 p. m., Blogger vic said...

puf... cómo hizo para darme en el blanco, don arbust (VII)?

cuánta geometría y noción del espacio dejó en sus textos, no puedo ni pude dejar de sorprenderme, pucha... (ni que me haya gustado todo, eh, mucho menos).
es que me trajo recuerdos donde tuve que diseñar objetos en base a sus cuentos inspirados en la partición del tiempo ("el milagro secreto"), del espacio y hasta de una recta. Esa.
gracias.

(si, buena recomendación. la cita la puse por "el laberinto singular y plural", no por dársela al profe, igualmente.)

 
At 11:42 a. m., Blogger Quic said...

Joder, qué gusto: un texto irónico y fino. In Arb I trust (again).

 
At 9:22 p. m., Blogger Jose said...

Unos se van otros nos quedamos. Dónde estuviste?

Suiza es, a su manera, peculiar. Deseo que también te lleves buenos recuerdos. No es que me mole en exceso vivir en Suiza, pero reconozco que se puede vivir no mal aqui. Yo llevo aqui tres meses y echo de menos España... qué cosas...

 
At 2:21 p. m., Blogger tigresa18 said...

Cuanta razón tienes en lo del trabajo, s como si te hicierna un favor por darte un curro de mierda y mal pagado todavía no entienden el concepto de mercado en el que oferentes y demandantes llegan a un acuerdo, no ellos te dan lo quieren y tu lo aceptas y te jodes sino te conviene porque hay más gente fuera esperando.
Buen blog que no comente mucho no significa que no circule por aquí

 
At 9:47 p. m., Anonymous Anónimo said...

leo por casualidad esta entrada suya (no se si vera este comentario) pero queria decirle que su amiga jenny americana quizás simplemente era americana y educada. al repetirle las cosas lo que hacia era enseñarle, no asumir que ud. lo sabía. le enseñaba de manera sutil. que preponderante español castellano es Ud. atentamente, fdo. una gallega.

 
At 9:48 p. m., Anonymous Anónimo said...

ps. por el resto "hay 10000 tíos ahí fuera" que despotismo tan cierto. es realmente asquer***. viva la revoluçao ! fdo. idem supra.

 

Publicar un comentario

<< Home