martes, abril 17, 2007

Cinco reflexiones dispersas en este martes por la mañana

Me apetece comentar algunos eventos de actualidad, pero sin tener que currarme un párrafo de introducción al tema. Así que aquí me casco cinco cápsulas arbustianas:

- La Copa América es mierda o, para ser más exactos, mierda por y para pijos. La competición traerá muchos millones a Valencia pero, más allá de eso, al resto de los humanos la cosa nos la trae bien floja (aquí me arrogo papel de portavoz universal, pero no tengo por qué ir de modesto cuando tengo toda la razón). Además, en España siempre hemos sido muy cutres para organizar eventos que dependen de las condiciones climáticas: en Granada preparan la Copa del Mundo de esquí, y tienen que suspender la competición por falta de nieve; en Valencia, se traen los barcos esos y luego resulta que no hay ni viento. Paletazos.

- Estados Unidos apesta. No tienen problemas en tenerte varias horas en el aeropuerto pasando controles absurdos bajo la amenaza de abrirte en canal (literalmente) al menor movimiento sospechoso. Y luego hay un pollo que se carga a 32 personas en una universidad sin que nadie haga nada. ¿Dónde estaban esos policías tan preparados para defender la seguridad de la gente? ¿Se puede tirotear a alguien en un dormitorio y luego irse tranquilamente a otro edificio para seguir la carnicería? Supongo que habrá que bombardear algún país para desviar la atención…

- Muy simpática la concejala de Lepe, que al menos se desnuda para ganar dinero en lugar de dar un pelotazo inmobiliario. No entiendo eso de “sentirse de izquierdas” siendo del PP, pero tampoco es que la cosa me quite el sueño precisamente a estas alturas.

- El último disco de Los Planetas es cojonudo. Curiosa canción La verdulera, a medio camino entre el plagio y el homenaje al Revolver de los Beatles (estoy pensando en She Said y en Taxman, quizá también Tomorrow Never Knows). Después de dos semanas fagocitando el trabajo de J. y compañía, ya tengo canción favorita: Negras las intenciones. Lo que no me va nada es el vídeo del primer single que han sacado, Alegrías del incendio: pura basura pseudopornográfica que no viene a cuento, por mucho que me la quieran colar como “poesía visual” o chorradas similares. De hecho, el vídeo me recuerda a una de las peores películas de la historia del cine universal, la pestilente Lucía y el sexo. ¿Qué hay de poético en ver el primer plano de un pene mojado en barro, amigo Medem? Pues eso.

- Estoy cansado de oír salsa en las fiestas a las que me invitan, sobre todo cuando estoy sobrio. Esto no viene mucho a cuento pero ya se sabe que éste es mi blog y, a quien no le guste, ya sabe dónde está la puerta.

Etiquetas: ,

7 Comments:

At 10:57 a. m., Anonymous Anónimo said...

Estimado Arbusto. Coincido plenamente con usted en la valoración de La Leyenda del Espacio. El sábado en el concierto (grandísimas las canciones nuevas en directo) me acordé de usted...
En cuanto a lo de la "basura pseudo pornográfica"... ¿Qué será lo próximo? ¿Loar al señor Heston y a su asociación? Miedito me das oh Arbusto, tú que te criaste con las Mamachicho y ahora te apartas de la senda...
Por cierto, me complace informarte que esos realities inmobiliarios que tanto os gustan desembarcan en la piel de toro muy prontito...

 
At 3:37 p. m., Anonymous Maxwell Smart said...

Incido, señor Arbusto, en lo dicho por "anónimo". El concierto del sábado (desvaríos del bajista aparte) fue memorable, lo mejor que he oído en años. Si tiene usted oportunidad de ver algo de esta gira, no la desaproveche.

 
At 4:22 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Me temo que de momento no me va a ser posible presenciar ningún concierto planetario, y mira que me duele la cosa. En cuanto al vídeo, sigo pensando que deja mucho que desear, lo cual es una pena teniendo en cuenta que los "Noveaux Auteurs" han firmado los vídeos de "Santos que yo te pinte" y "Un buen día".

 
At 6:55 p. m., Anonymous hackenbush said...

Dilectísimo Arbusto:

Clarísimo el homenaje a "Revolver" en "La verdulera":

El color es el mismo que el de todo el disco (blanco psicodélico, como la portada). La melodía introductoria está tomada de "She said, she said"; la línea de bajo es la de "Taxman"; y los acordes de la introducción se parecen demasiado a los de "Rain" (el single antes a Revolver).

¡Vivan los Beatles del 66!

Por cierto: coincido en lo de "Negras intenciones".

Nos vemos pronto.

 
At 8:20 a. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Pues sí, Hackenbush, no había caído en la influencia de "Rain", la cara b del posiblemente mejor single de la historia, como usted bien sabe.

Y una cosa que quería decirle desde hace semanas: efectivamente, la letra de "Alegato meridional", la segunda canción del disco de los "Grupo de expertos solynieve" es de las mejores que ha compuesto Jota en su vida.

 
At 2:54 p. m., Blogger Hans said...

Tengo yo mis distnacia con J. y los suyos, pero quienquiera que homenajee -o siquiera les emule- a los más grandes merecen una escucha atenta. lucía y el Sexo era nefasta, no doubt, pero estaba Elena Anaya y eso siempre es un valor.

 
At 8:56 p. m., Blogger Jose said...

lo de la copa america es algo peculiar. como bien sabes, he vivido los ultimos tres años en valencia, concretamente en uno de los barrios marítimo. creo que la copa america es un evento muy elitista que a la mayoría de nosotros se nos queda grande. creo yo.
es cierto que todo lo que se mueve alrededor de ella se compone de lujo, pasta, snobs, etc. al final no es mas que una competición deportiva y en cuanto te das una vuelta por las instalaciones del puerto te das cuenta de cuanta pasta mueve.
en valencia hay gente que vive en el otro extremo de la ciudad y les suda bastante la p+ll+, cosa que entiendo. por otra parte no encuentras ni una plaza hotelera para las fechas fuertes. un contraste bastante fuerte.
para mi piso esta de puta madre, ya que la revalorización se acelera que te cagas. de hecho quiero que ganen los suizos para que se quede una edición mas en valencia. Y la formula 1 tb!

cada uno que barra pa su casa, no??

 

Publicar un comentario

<< Home