jueves, enero 18, 2007

Algunos personajes en los Globos de Oro


Ahora que se acercan los tenebrosos Premios Goya, creo que vale la pena hacer balance de la ceremonia de los Globos de Oro, celebrada el pasado lunes. Los Globos de Oro son, para qué negarlo, un sucedáneo de los Oscar que siempre viene bien para ir haciendo currículum cual becario en cuarto de carrera. Para mí eso del Globo de Oro es igual que esas medallas absurdas (del estilo “Premio en la feria de Bruselas 1942”) que Pascual incluye en los cartones de leche. ¿Da prestigio? Pues no, ya no cuela.

Estuve viendo algunos trozos de la gala, lo cual me acredita más que de sobra para emitir unos cuantos comentarios tan arbitrarios como acertados:

- Warren Beaty. ¿A alguien le importa Warren Beaty? Mientras le daban el premio honorífico, la mayoría de los invitados aprovechaba para hablar, servirse champán y marchar al baño para aliviar la vejiga. Se suponía que el Globo de Oro honorífico era algo solemne…

- Sacha Baron Cohen. Un monstruo. Después de recoger su premio dio un discurso fue bastante escatológico, pero valió la pena y lo mejor vino al final: “doy las gracias a todos los americanos que no me han denunciado todavía”.

- Penélope Cruz. Estará todo lo buena que se quiera, pero la chica no da para más: mucha sonrisa a la cámara, mucha belleza mediterránea (aunque ella es de Alcobendas), y mucho intentar cazar a actorzuelos de segunda fila para iniciar su enésimo romance en Hollywood. Pero, como digo, nada más. La noticia mala: se quedó sin el premio a la mejor actriz. La noticia peor: que Almodóvar no le va a dar un papel en varios años.

- Tom Hanks. Por fin ha recibido el castigo que se merecía por protagonizar truños como La Terminal y El código Da Vinci: está gordo, lento y carente del ya de por sí cuestionable talento para la comedia. Salió para dar el premio a Warren Beaty y deambuló por el estrado sin pena ni gloria. Definitivamente, un dios ha escuchado mis plegarias.

Offtopic: hablando de Tom Hanks, llevo años intentando convencer a Copycat de una verdad absolutamente contrastada. Yo mantengo firmemente que uno de los motivos por los que no se ha hecho la segunda parte de Forrest Gump es porque el tonto de Forrest acaba muriendo de sida. Teniendo en cuenta que su amor de la juventud murió de sida cuando Forrest ya se había casado con ella, creo que nadie en su sano juicio puede negar que el hombretón también se convertía en seropositiva, aunque eso se omita en el final de la película. Copycat, con tal de no darme la razón, dice que cuando la mujer se casa con Forrest lo hace más que nada para que el hijo tenga un padre (que, además, se supone que es fruto de un polvo furtivo/accidental con Gump años atrás), y añade que la relación entre ambos es más de amigos que de otra cosa. Vamos, que no hubo coito en el seno de ese santo matrimonio. Y yo digo que sí, que Forrest será medio tonto pero que para hacer ciertas cosas no hace falta pasar ningún test de inteligencia.

Etiquetas: , , ,

8 Comments:

At 10:01 a. m., Blogger Nuria y Jose said...

Eso!
Los globos de oro no interesan a nadie y lo que cuenta son los oscars. además la peña compara todo con los oscar: "los oscar del futbol", "los oscar de la literatura", etc...

Nadie nunca jamas en la vida entera para siempre y toda la eternidad y posteriormente dirá: Los globos de oro del bricolage. y mucho menos aqui este año que se han llevado nada los pesados de siempre.

Sigo pensando que la mejor peli "nazi-onal" ha sido "El Laberinto del Fauno". Muy guapa!

 
At 5:38 p. m., Blogger Sue said...

Penélope Cruz da ganas de vomitar, la muy perra.

Forrest Gump no contrae el sida. No niego que echara un polvo con la churri, pero no le dio tiempo a mucho, porque la tipa cascó muy rápido. Y, por si no lo sabías, es bastante difícil, por motivos biológicos, que una tía le pegue el sida a un tío, aunque no al contrario. Somos desgraciadas hasta para eso.

 
At 6:46 p. m., Blogger Quic said...

Está por ver una referencia periodística a los Globos de Oro en la que no aparezca la expresión "antesala de los Oscars". me hace mucha gracia lo de la antesala, porque nadie sabe lo que significa realmente.

 
At 11:31 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Quic: muy bien traído eso de "la antesala de los Oscar". Es tan cansino como la metáfora de la que habla Jose (¿Nuria?): que si los Oscar del fútbol, que si los Oscar del tenis... muy cliché y poca sustancia en el periodismo patrio, me da la impresión.

Sue: lo de Pe tampoco es para vomitar, no exageremos. Y sabes bien que a Forrest claro que le dio tiempo a echar un casquete (¿o es que no apareamiento en la noche de bodas de señor y señora Gump?)

 
At 12:47 a. m., Blogger Haters said...

Asombroso paralelismo de pensamientos y reflexiones entre Quic y servidora. Es la enésima vez que me ocurre, como se puede ver en otro nuevo magistral post en AllHaters.

 
At 2:21 p. m., Blogger Hans said...

La Cruz nunca ha sido santa de mi devoción, salvo en "La Niña de tus ojos": ahí si que sale guapa y disimula la inexistencia de zona supralabial. Fuera de ese caso, no es tan mona como se pretende y me pone bastante enfermo su tono de voz (siempre a favor de Sue y su empleo de los calificativos "Perra" o "Perra del Demonio", distribuidos con sabiduría). En fin, Pe es una guapa-símil-piel.
"El Laberinto..." fue comentada en Vladivostok adecuadamente.
Forrest no se folla a la Churri. Estoy de acuerdo con CopyCat.

 
At 3:29 a. m., Blogger señol javiel said...

pe debe ser más tonta que un cepillo roto. que esté buena o no es cosa aparte y pa gustos, colores.

pero lo de forrest yo lo veo claro. jincan, luego contrae. el hijo es suyo, el sida también, pero como ha llevado uan vida más sanota que jenny, po va aguantando y aguantando y al final diña, pero se salió del metraje.

alors no hay segunda parte. aunque con el niño son capaces de darle bola y sacar "elhijo de forrest gump" o algo así.

 
At 7:27 a. m., Blogger arbusto el guerrero said...

Suscribo palabra por palabra la teoría de nuestro amigo cervecero. Vamos, que hay apareamiento.

 

Publicar un comentario

<< Home