lunes, mayo 21, 2007

De vuelta a España

En unas horas estaré volando hacia España. ¿La razón? Es más que evidente que la megaboda de Sue & D. bien se merece pagar un billete de avión desde mi lejana morada arbustiana. Eso sí: le he dejado bien claro a Sue que no toleraré escasez de jamón sobre mi mesa. A mí eso de degustar ostras, bogavante y similares no me parece más que macanas: menos marisco y sí mucho y buen jamón, y mucho y buen vino a ser posible también. Lo demás vendrá rodado. A la hora de las copas siempre se agradece alcohol del bueno pero, dado que no estaré precisamente lúcido para ese momento, aviso ya de antemano que ingeriré cualquier líquido con olor/color/sabor a alcohol (luego se quejará Sue de que no le doy pistas sobre cómo recortar el presupuesto del festín).

A modo de “mock party”, el viernes pasado estuve en la fiesta de despedida de una amiga argentina que se marcha (para siempre) del inhóspito Kabul. La fiesta transcurrió por los cauces habituales: ambiente gélido en las primeras dos horas y relajamiento general según se notaban los efectos de brebajes varios. La estrella de la fiesta fue, como no podía ser de otro modo, mi amigo Anthony (bueno, lo conocí hace tres semanas, pero ya lo considero mi amigo). Un tipo singular este Anthony: llega a la fiesta con camisa, corbata y elegante chaqueta, pertrechado con una garrafa de zumo de arándanos que en realidad contiene vino (vinate, más bien) preparado por su padre. Empieza a pimplarse el tema y al poco le entran ganas de desfasar: se quita la ropa, se queda con el pecho al aire y se pone a bailar mientras golpea el trasero de las chicas con cara de desviado-sin-remisión. Lo mejor viene cuando el tío vuelve a vestirse y se viene a la barra para charlar tranquilamente con la peña.

- ¿Por qué dicen que soy un sinvergüenza? Todo lo contrario. De lunes a viernes soy un puto contable, y trabajo mucho más que todos esos que me critican. Lo que pasa es que me reservo el derecho a irme de juerga una vez al mes. Como te digo: no soy más que un contable.

Curiosa teoría esa que te permite montarla fina una vez al mes siempre y cuando seas un gris empleado el resto del tiempo. Por cierto, que este Anthony estuvo en España el año pasado y se quedó impresionado por dos cosas: las murallas de Ávila y la cantidad de putas que hay en la Casa de Campo. “Nunca había visto algo así en mi vida”, dijo refiriéndose a estas dos “atracciones turísticas”.

Hace unos días, el señor Coltrane se dejó pasar por aquí y me sugirió que escribiera una entrada (hiriente, a ser posible) sobre ese engendro llamado Pau Donés. Tomo nota de la sugerencia y prometo dedicarle unas palabras a ese capullo buenrollista, en un futuro post que será un Top 5 de idiotas nacionales en 2007.

Y ahora, marchando al aeropuerto.

4 Comments:

At 9:08 p. m., Blogger Sue said...

Tomo nota de las sugerencias. De todos modos, por una serie de contratiempos hay posibilidades que nos larguen del garito antes de lo previsto y tengamos que irnos al antro Vendetta, que será lo único abierto y para todos los públicos a esa hora. Y allí sí que vas a saber lo que es garrafón. Fue allí donde terminó, este sábado, mi despedida de soltera, que, por cierto, debería tener su propio post en breve.

En contrapartida, vuestra mesa será endogámica y le diré al fulano que corta jamón que te atienda como te mereces.

 
At 9:25 p. m., Blogger Copycat said...

Olvidas contar, Arb, la preocupación de Anthony porque no encuentra novia/futura esposa a sus treinta y poco años. Según él, cuando sale de marcha lo único que ve a su alrededor son tías desfasando "como prostitutas". Te lo cuenta mientras bebe vino de contrabando y golpea a las chicas de la fiesta con su camisa. Un crack.

 
At 10:57 a. m., Anonymous Anónimo said...

jo, yo también quiero irme ya. pero no llego hasta el viernes, eso sí, a las 9 de la mañana. Me voy a tener que echar la siesta para no ser un despojo el resto del fin de semana.Cler

 
At 1:43 p. m., Blogger ATT said...

Sue: No sé a qué esperas. Nos comemos las uñas pensando en ese post.

 

Publicar un comentario

<< Home