viernes, marzo 10, 2006

Un poco de tolerancia


No me gusta hablar del tema, pero de vez en cuando no puedo evitar el escribir un post sobre la cuestión. Resulta que en este país donde purgo mi exilio el buen rollo causa estragos. Más o menos como sucede en España, solo que aquí los grupos de inmigrantes llevan décadas luchando (y obteniendo) sacrosantos derechos.

Por ejemplo: a nadie le hace gracia que los chicos lleven armas a las escuelas. Pues la comunidad hindú acaba de ganar un juicio por el que se permite a los estudiantes llevar el “kirpan” al colegio. El “kirpan” es esa daga que llevan los sijs en la cintura y que no sé si tiene nombre en castellano. Arbusto propone el término “faca”, tan coloquial y entrañable. En algunos institutos se prohibió a los alumnos llevar facas a clase pero, ya se sabe, el Tribunal Supremo acaba de decretar que esta prohibición no respeta las convicciones religiosas de esta gente.

Conclusión: que los cristianos o budistas no pueden llevar objetos peligroso a clase, pero sí los hindúes de los cojones. Eso sí, el juez ha establecido “grandes” restricciones, como la que estipula que las facas no superen… los 18’5 centímetros. Una bromita, vamos.

El chiringuito se hunde y nosotros aquí, mirando para otro lado. ¿Qué será lo próximo?

3 Comments:

At 1:47 p. m., Anonymous sue said...

Funda una religión y te irá mejor en ese país. Siempre habrá algún primo que se haga adepto.

 
At 4:20 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

No creas que no lo he pensado. Si Rael puede, ¿por qué no Arbusto? La clave está en cazar algún famoso que me haga promoción entre el populacho.

 
At 12:26 p. m., Blogger Quic said...

Pues Kirk Cameron ya está cogido. http://www.wayofthemaster.com/

 

Publicar un comentario

<< Home