viernes, febrero 11, 2005

desmontando a César Vidal (y I)



Bueno, bueno, el arbusto termina la semana con ganas de ofrecer unos textos calentitos de verdad. Ya sabes, excelso visitante, que César Vidal pasa por ser uno de los grandes historiadores de la actualidad, además de exitoso conductor del programa nocturno La Linterna de la cadena COPE. No he de ocultar que en sus intervenciones en las tertulias de María Teresa Campos me sentía inmensamente atraído por su amplísima cultura y su capacidad para mantener la elegancia oratoria ante burdos periodistillas progres que no pasaban de gritar consignas vacías de contenido. Ante rivales como los que representaban a la izquierda oficial / oficialista en la mencionada tertulia matinal, Vidal ganaba por goleada. Sin embargo, no sale tan bien parado cuando expertos en la materia analizan algunos de esos libros que fabrica año tras año con la misma facilidad que se hacen chorizos tras la matanza del cerdo.

¡Ay, amigo Vidal, qué cerca estás del plagio en tus libros!

Uno de sus libros publicados en 2004 fue Checas de Madrid (Belacqua/Carroggio, Barcelona
365 págs), supuestamente un ejemplo más de la pasión por desvelar la verdad de este historiador-filósofo-teólogo-periodista. No será un simple arbusto el que critique a Vidal, pues mis conocimientos de Historia de España son bastante más limitados que los suyos (vamos, eso creo, porque igual el hombre se empeña en convencernos de que no es así). Por lo tanto, acudo a la reseña publicada en una de las mejores revistas de España, Revista de libros. En el número 87 (marzo 2004), el profesor Eduardo González Calleja escribe una extensa reseña titulada "De campos, cárceles y checas. Maneras de ver la represión durante la Guerra Civil y la posguerra", en la que analiza dos nuevos libros dedicados al tema. Tras elogiar la rigurosidad de los artículos incluidos en el libro de Carme Molinero, Margarita Sala y Jaume Sobrequés (Eds.) Una inmensa prisión. Los campos de concentración y las prisiones durante la Guerra Civil y el franquismo (Barcelona: Crítica) en su primera parte de su reseña, González Calleja dedica estas elocuentes palabras a Vidal:


Lamentablemente, no puede decirse lo mismo de la obra de Vidal, cuya falta de originalidad arranca desde su mismo título, tomado de una novela del periodista de ABC Tomás Borrás -el inventor del «complot comunista» de la primavera de 1936 (5)- que ni siquiera aparece aludida en la bibliografía final. Estamos ante un ejemplo señero del «método» de confección de libros que ha dado notoriedad a este escritor: una porción de páginas de relleno que envuelve la inanidad total a la hora de tratar el tema que es presunto objeto de análisis (sólo se dedican 26 páginas a la actividad «chequista» en Madrid de un total de 364); un aparato «crítico» repleto de notas improcedentes o de relleno, con siglas que quizá pertenezcan a fuentes ignotas, con una bibliografía contextual que se exhibe pero que no se emplea, trufada de títulos deliberadamente poco accesibles al lector español, que se citan de forma incompleta o que no aparecen en la relación final. El repertorio bibliográfico, con obras repetidas o redundantes, asignaciones falsas, inserciones inexplicables y olvidos clamorosos (6), es un caos absoluto que hubiera hecho las delicias de Southworth.

Los apéndices documentales son otro ejemplo contundente de esta falta de seriedad y de criterio: el número I (relación de checas de Madrid) aparece repetido literalmente en el texto y sin alusión alguna a las fuentes empleadas para su confección; el número II es una «antología documental» tan peregrina que repite sistemáticamente párrafos ya introducidos en el cuerpo de texto; el número III es una mera transcripción del martirologio depositado en el santuario de la Gran Promesa de Valladolid; y el número IV (relación de asesinados) es un listado pretendidamente alfabético, que revela su absoluta inutilidad al estar plagado de errores (véase a título ilustrativo las entradas 578, 719, 2186 o 3664), no señalar el lugar y la fecha de las ejecuciones, y no citar las fuentes para su elaboración, como tuvo el decoro de hacer Rafael Casas de la Vega en su catálogo de víctimas, que Vidal vampiriza descaradamente (7).

[incluyo las notas a pie de página]

(5) Tomás Borrás, Checas de Madrid. Epopeya de los caídos, Madrid, Editora Nacional, 1944, pág. 5. Sobre su papel en la justificación del Alzamiento, véase Herbert R. Southworth, «Conspiración contra la República. Los "Documentos secretos comunistas" de 1936 fueron elaborados por Tomás Borrás», Historia 16, n.° 26, junio de 1978, págs. 41-57. Vidal también parece abonarse a la tesis de la conspiración comunista en las págs. 160-161.

(6) Entre otros, las pocas obras específicas sobre las checas madrileñas, como Alberto Flaquer, Checas de Madrid y Barcelona, Barcelona, Rodegar, 1963, y Rodolfo Vistabuena, Las checas, Madrid, Publicaciones Españolas, 1953. Otra novela sobre la cuestión, aparte de la de Borrás, que no se cita, es la muy conocida de Agustín de Foxá, Madrid, de corte a checa, Salamanca, Jerarquía, 1938 (1.ª ed).

(7) Rafael Casas de la Vega, El terror. Madrid, 1936. Investigación histórica y catálogo de víctimas identificadas, Madridejos, Fénix, 1994, págs. 311-460, donde se señalan la fecha, el lugar de la muerte y las profesiones de los asesinados, según los datos que asegura haber tomado del Archivo Histórico Nacional, el Servicio Histórico Militar y el santuario de la Gran Promesa de Valladolid. Existe una gran discrepancia en el número de asesinados en Madrid durante la guerra: Vidal da 11.705 nombres, Salas Larrazábal habla de 16.449 y Casas de la Vega ofrece un listado completo, y más fiable, de 8.500.



No pienso recrearme en la indigencia moral de Vidal así que, si quieres leer la reseña entera, acude al siguiente enlace:
http://www.revistadelibros.com/Editions/Detail.asp?IdNews=2783

Posted by Hello

Etiquetas:

18 Comments:

At 7:41 p. m., Blogger Hans said...

Querido Warrior Bush,

Antes de nada he de disculparme por no haber podido acudir a tu blog para mirármelo entero, como debe ser. Esta tarde lo he hecho, y elijo, de entre varias -brillantes- entradas cuyo contenido suscribo al 100% ésta, dedicada al tonto Vidal.

César Vidal, al que tuve ocasión de saludar y constatar que su orondez esférica es sólo comparable a su condición garbancera y a su notorio desconocimiento de aquellas materias que trata y yo SÍ conozco (no tengo idea de si como teólogo hila más fino), es uno de los más tremendos (vid infra) de los bluffs intelectuales de la España contemporánea, que, además, se vale de varios "truquis" (chup-chup: homenaje a Maggi y a Australian Blonde a un tiempo) de lo más pringaos para cualquiera que haya pasado un tiempo en la Université como profesor, contenidos precisamente en el siguiente pasaje:

["Estamos ante un ejemplo señero del «método» de confección de libros que ha dado notoriedad a este escritor: una porción de páginas de relleno que envuelve la inanidad total a la hora de tratar el tema que es presunto objeto de análisis (sólo se dedican 26 páginas a la actividad «chequista» en Madrid de un total de 364); un aparato «crítico» repleto de notas improcedentes o de relleno, con siglas que quizá pertenezcan a fuentes ignotas, con una bibliografía contextual que se exhibe pero que no se emplea, trufada de títulos deliberadamente poco accesibles al lector español, que se citan de forma incompleta o que no aparecen en la relación final"]

Le saludé con ocasión de la compra en puesto de Feria del Libro de ese PANFLETO PÉSIMO que es lo que tiene dedicado a José Antonio. El cachondo se descara con ello, orillante apenas interesadamente la cuestión -pública y notoria en los círculos serios- de que los documentos privados de "El Ausente" estaban a punto de ser sacados a la luz pública por los deudos. El libro es como todos: insostenible.

Lo que pasa es que demasiada gente le da pábulo y le toma en serio, plétora de miembros de la misma mesocracia chusmoide que, en su momento, dió por ejemplo patente de corso intelectual (en fin...) al tontolaba antes conocido como Ramoncín; en fin, no la misma; los de hoy son pelín más conservadores.

Y volvemos, querido Arbusto, a lo de siempre... Joder, qué pocos modelos, qué pocos inspiradores...

 
At 11:59 p. m., Blogger arbusto el guerrero said...

El problema de todo esto es que las únicas críticas que llegan a César Vidal son aquellas dirigidas desde una izquierda con fines partidistas. Y, claro, él se defiende en los mismos términos.

Lo que hay que hacer es desnudar a este sinvergüenza con argumentos intelectuales. Bastaría con que unos cuantos nos dedicáramos a ello para hundir a este Santo Tomás de Aquino del siglo XXI (lo digo por la barriga, ejem).

 
At 12:02 a. m., Anonymous Anónimo said...

Estupendo artículo que trata de deslegitimar a un personaje público (con el que se puede estar o no de acuerdo) basándose en un artículo que ha escrito un tercero a la vez que se admite el desconocimiento del tema tratado. Interesante, sí señor.

Respecto a los comentarios: deleznables desde el momento en que atacan al personaje y no a sus argumentos. Bonito favor le hacen a César Vidal.

Qué pena, por Dios!

 
At 12:31 a. m., Anonymous XaviF said...

César Vidal en su "libro" La Estrategia de la Conspiración (2000), Ediciones B, (aparte de incurrir numerosísimos errores de carácter histórico) en el capítulo dedicado a J.F.Kenney, copia párrafos de un libro del Coronel Fletcher Prouty. Supongo que cree que el resto de humanos no podemos leer libros en inglés:

"Some of these omissions were simple things that were done normally without fail. All the windows in buildings overlooking a presidential motorcade route must be closed and observers positioned to see that they remain closed. They will have radios, and those placed on roofs will be armed in case gunmen do appear in the windows.

All sewer covers along the streets are supposed to be welded to preclude the sewer's use as a gunman's lair.

People with umbrellas, coats over their arms, and other items that could conceal a weapon are watched."

JFK, The CIA, Vietnam, and the Plot to Assassinate John F. Kennedy, p. 291.

 
At 12:42 a. m., Anonymous XaviF said...

Aquí lo que publica este cuentista. Comparen:

De acuerdo con las reglas elementales de seguridad, todas las ventanas situadas en edificios desde los que pudiera contemplarse el desfile debían haber sido cerradas y situados vigilantes en ellas para asegurarse de que continuarían así. Los vigilantes debían contar con radios y en caso de estar apostados en tejados también tenían que disponer de armas para el caso de que tuvieran que sofocar violentamente un atentado.

Todas las bocas de alcantarillado tenían que estar también supervisadas para evitar que pudieran ser utilizadas por un magnicida.

Además, cualquier persona que llevara paraguas, abrigos en el brazo o cualquier objeto donde se pudiera ocultar una arma debía ser registrada. (pg 252-253)

 
At 9:26 a. m., Anonymous Anónimo said...

osea que de lo único que se le acusa es de usar libros "poco" accesibles. Según esto sólo se podrán citar betsellers a partir de ahora.

 
At 12:27 p. m., Anonymous XaviF said...

Qué tonto eres Anónimo.

Que César Vidal COPIA libros que él cree nadie habrá leido, a ver si te enteras.

Pero eso no quiere decir que ese libro se "poco accesible" (cuando además lo puedes comprar via online) sino que cree que el resto de la humanidad somos tontos o menos cultos que él.

 
At 5:17 p. m., Anonymous Anónimo said...

Efectivamente, eres como tu reconoces bastante limitado, no te acercas ni a la suela de Cesar Vidal. Creo que eres el típico progre resentido, inculto, analfabeto funcional, excremento de la LOGSE, AMIGOPSOE, PRISADICTO, LAMEZAPATEROS

 
At 8:09 p. m., Anonymous Anónimo said...

Creo que todos los académicos de España coinciden en que, en general, César Vidal es un soplagaitas. Quienes le adoran son peperos bastante ignorantes -los peperos cultos se cuidan mucho de ello- y quienes le odian son progres de boquilla -a los progres de verdad se la trae floja.

A ver, este señor es un periodista, no una autoridad académica. Vende libros gracias a la fama que le ha dado un programa radio. Respecto de lo que yo entiendo -o sea, de literatura- pudo afirmar que es tan mediocre como la mayoría de los autores españoles que hoy día publican, a veces con gran éxito.

Lo malo, que tenemos que aguantar que se le cite como autoridad, autoridad no peridística -que es lo que es- sino historiográfica -que es lo que no es-.

Lo bueno, que este tipo de personajes duran a lo sumos diez años y caen para siempre en el olvido.

 
At 7:21 p. m., Blogger Sergio said...

El mindundi éste (junto con su otro amigo "intelectual") no hace "historia" hace "propaganda".. y evidentemente su público no son los intelectuales q leen... si no los que sólo les interesa una visión partidaria, partidista, sesgada y mentirosa de la historia, a la que trata de dar "apariencia" de verdad para los suyos. Pero al leerlo con un poco de sentido critico y contrastar un poco su información... salta a la vista lo que hace.

Sencillamente: Patético.

 
At 7:29 p. m., Anonymous Anónimo said...

Este artículo es el peor que he leído en mi vida porque además de tratar de desprestigiar a uno de los mejores historiadores de la actualidad seguro que su autor nunca será capaz de apreciar la cultura. Sin lugar a dudas el personaje que haya escrito esta basura debería dedicarse a recoger basura porque no vale absolutamente para nada.

 
At 9:43 p. m., Anonymous Anónimo said...

Menuda panda de gilipollas engreídos, empezando por el creador del blog y siguiendo por el resto de la cuadrilla de pseudointelectuales de mierda. Y todo solo porque el sr. Vidal es de derechas. Ya veo que hay mucho intolerante por la zona roja. Saludos y que os den.

 
At 9:49 p. m., Anonymous Anónimo said...

César Vidal Manzanares (Madrid, 1958) es un escritor y periodista español, autor de numerosas obras de divulgación histórica, ensayos y novelas.

Durante varios años dirigió y presentó los programas La Linterna[1] [2] y Camino del Sur de la cadena radiofónica COPE. En la actualidad presenta Es la noche de César y Regreso a Camino del Sur en EsRadio, una nueva aventura radiofónica junto con los periodistas Federico Jiménez Losantos y Luis Herrero, Corría el año... en Libertad Digital Televisión, y es articulista del diario La Razón. Además, colabora en las revistas Muy Interesante e Historia de Iberia Vieja, y en los periódicos digitales Libertad Digital y Protestante Digital.[3] Tiempo atrás, participó también en las tertulias televisivas realizadas en los programas de María Teresa Campos en Telecinco y Antena 3. También ejerció de abogado durante un reducido período de su vida.

Como historiador, César Vidal se inscribe en las posturas de Ricardo de la Cierva y Pío Moa, aspecto que se aprecia sobre todo en sus aproximaciones a la historia de la España contemporánea y, en concreto, a todo lo que tiene que ver con la Guerra Civil (décadas previas y la dictadura).

 
At 10:55 p. m., Anonymous Anónimo said...

Menuda basura de articulo,si lo que quereis es desprestigiar al Sr.Cesar Vidal juntaros con la obesa de Cristina lamierda e id quemando sus libros como hicieron los nazis al llegar al poder.

La izquierda española si se caracteriza por algo es por su incultura y su sectarimo.

 
At 12:12 p. m., Anonymous Anónimo said...

Para mito el que la cultura es de izquierdas. No podeís soportar a alguien que os da mil vueltas.
Saludos y viva España.

 
At 3:46 p. m., Anonymous Anónimo said...

Pues a mi, Don Cesar, casi me estaba convenciendo para cambiarme de bando,pero analizadas las opiniones de unos y otros en este blog de un tal Arbusto, llego a las siguientes afirmaciones, que; Dios mediante y con Cerolo delante, me dispongo a enumerar:

1. Don Cesar, saca libros como chorizos, porque sencillamente los copia de otros.

2. Don Cesar no cita sus fuentes, por que aunque otros hayan escrito lo mismo antes, a el se le ocurrió solo.

3. Arbusto, tienes que quitar el link de tu blog de la web de los taxistas de madrid y de la asociaciones de amas de casa salmantinas

4. Por lo menos parece que Don Cesar contagia su digno estilo a sus intelectuales seguidores, y como este opinó en castellano y es accesible, me veo en la obligación de citarlo:


"resentido, inculto, analfabeto funcional, excremento de la LOGSE, AMIGOPSOE, PRISADICTO, LAMEZAPATEROS" Anónimo animado

5. El mero hecho de que exista un blog para desmontar a este gran (por el espacio que ocupa) intectual, dice muy poco de el conjunto de los españoles, yo al menos no me imagino a un tipo tan burdo y patético, tomado en serio en ningún país medio normal, claro que ZP es el presidente de este caos llamado España...

 
At 10:24 p. m., Anonymous Anónimo said...

Ladran, luego cabalgamos

 
At 11:51 p. m., Anonymous Anónimo said...

"Nadie mas sectario y que odia lo español y catolico que dicho personaje. Tanta prisa en irse de la Cope porque sabia que lo iban a echar, segun dicen.....nadie se va sin cerrar la puerta como hizo el corriendo.... El odio le ciega y le impide conocer toda la verdad, mas que exiliado es un inadaptado social", segun se dice....creo que es un escritor con millones de libros vendidos.

 

Publicar un comentario

<< Home